Puede XMir convertirse en el segundo revés de Ubuntu en un mes.

Tras el fracaso en la financiación del proyecto de Ubuntu Edge, de nuevo las decisiones que toma Canonical, empresa propietaria de Ubuntu, se vuelven contra ella.

Así como en el caso de la financiación pretendía que los usuarios fuesen los que adelantaran el dinero para la construcción de su proyecto, en el caso de XMir, el nuevo servidor gráfico que están desarrollando para el uso en las distribuciones de Ubuntu, tenían la esperanza de que los fabricantes continuaran crearan los parches para hacerlo funcionar con su hardware.

Después de tener la buena noticia de la solución del problema de que los monitores no entraban en suspensión, por no cumplir el standar DPMS, que fue corregido con la versión Mir Revision 1054, según informaba Phoronix, se encontró con otra mala, que Intel se niega a desarrollar los parches para sus tarjetas gráficas para el nuevo sistema XMir, tal como también anunciaba en otro articulo Phoronix.

Intel ha puesto la pelota en el tejado de Canonical, que tendrá que decidir si contrata personas que hagan el mantenimiento de estos parches, como hace Google para Android, o Aple para sus sistemas, o tendrá que llegar a algún tipo de acuerdo, para que Intel revise su postura.

Al final no deja de ser un toque de atención, a como se toman últimamente las decisiones de Ubuntu, y si pretenden tomar decisiones al margen de la comunidad del software libre, tienen que ser ellos los que hagan los desarrollos, ya que hasta ahora utilizaban lo que otros desarrollaban y mantenian, pero ellos poco aportaban que fuese útil a los demás.

Comentarios

Publicar un comentario