Archivos comprimidos en Ubuntu

Existen en internet varias extensiones de archivos comprimidos muy populares, algunas propias de sistemas GNU/Linux, y otras mas populares en sistemas Windows.
Con extensiones tar.gz, zip, rar, b1, etc, podemos encontrar archivos en Internet, todas las podemos utilizar en nuestros equipos con Ubuntu o derivadas, instalando unos pocos paquetes.
En primer lugar es necesario tener activados los repositorios multiverse, también llamado: "Software restringido por copyright o cuestiones legales" y comprobamos que lo tenemos marcado, y en caso contrario lo marcamos.
Para poder acceder y realizar la comprobación, tenemos que ir a "Orígenes de Software", ya sea a través del Gestor de Actualizaciones en la pestaña inferior "Configuración", o directamente en "Software y Configuraciones" en las últimas versiones de Ubuntu y derivadas.




A continuación lo mas rápido es abrir una pantalla de terminal y escribimos:


$ sudo apt-get update
introducimos nuestra contraseña de usuario, y una vez termina de realizar la actualización escribimos:

$ sudo apt-get install rar unrar unar p7zip-full

Otra forma de instalar estos programas, es con el gestor de Software de Ubuntu.

También podemos descargar desde la web de b1.org el programa b1freearchive, para poder descomprimir los archivos comprimidos b1, que utiliza alguna web de almacenamiento de archivos.
Para ello descargamos el programa y también lo podemos instalar con el Gestor de Software de Ubuntu, en la imagen todos los pasos.

Una vez que tenemos todos instalados podemos abrir cualquier archivo comprimido con el Gestor de  Archivadores, que es el programa que viene instalado por defecto, de tal forma que haciendo doble click con el ratón en el archivo, se nos abrirá una ventana con su contenido.
Usaremos el programa B1freearchive para los que tienen extensión .b1.

Si tenemos un archivo o varios y queremos comprimirlos, es tal fácil como pulsar con el botón derecho del ratón y elegir comprimir.

En la ventana que se nos abre elegimos la extensión que deseamos, ya sea para nosotros, o si es para compartir con personas que tengan otros sistemas operativos.

Además de las extensiones mas usadas en Linux: tar, tar.gz, también podemos elegir zip y rar, que son las mas usadas por usuarios de sistemas operativos no Linux.

Como veis unos sencillos pasos y sin problemas de licencias que caducan, y de programas que instalan en nuestro ordenador programas no deseados.

Comentarios